WSOP 2022 día 24: Amadi no da cuartel en su defensa del título del 250k$

Ha llegado uno de los días clave en esta edición de las World Series of Poker.

Adrián Mateos, campeón del mismo torneo en 2021, ha saltado a la arena para defender el título en el Evento 50: 250.000 $ SHR.

💪 A veces, con tres palabras es suficiente… #APorEllos pic.twitter.com/o6gcDkgaeW

— Winamax Póker (@Winamax_Espana) June 23, 2022

24 horas antes, en capilla del evento más caro del año en el Paris, Adrián proyectaba en los compañeros de Winamax sus deseos para hoy: «Esperemos que las WSOP consigan que haya gente no muy experta que le añada valor al 250k$, porque en otoño el field fue muy complicado«. Por si acaso, Adrián tenía en mente recomprar.

Pues sus mejores previsiones se han cumplido. Sin haber cerrado el registro, el número de participantes ha crecido un 63% respecto a hace siete meses (52 entradas, por ahora) y no nos duelen prendas en reconocer que hay nombres entre los 33 clasificados que habíamos leido a lo sumo un par de veces en la vida, en algún torneo perdido del PokerGO Tour, como Steven Veneziano, Kathy Lehne o Nilesh Patel.

Mejor aún. Las posibles recargas se han quedado a buen recaudo en el bolsillo de Adrián, que no ha encontrado mejor manera para empezar a labrar su ascenso al quinto brazalete que marcarse un escandaloso día 1 en el que ha acabado primero, doblando al tercer clasificado, Dario Sammartino, y con un stack medio de diferencia con el peligrosísimo Phil Ivey.

El catalizador del arrollador stack que ha erigido Adrián ha sido Ali Imsirovic. El bosnio ha sido el primero en escuchar las palabras «all-in» de la boca de Adrián. En primera instancia, Imsirovic se rindió en el river de un bote que iba por el tercer y contundente barrel de Adrián. Más tarde, Ali quiso atrapar al nuestro número uno con KK en la ciega grande.

La mano venía abierta por Mateos en UTG. Imsirovic se regodeaba del gusto pagando la continuación en K72. Adri le volvió a tirar otra apuesta porque ligó dobles de sietes y seises con el 6 del turn. Imsirovic ya fue a engordar el bote y jugó un check-raise. Adrián aguantó hasta el river el all-in, y suerte que fue otro 6, así no hubo dudas en pagar el push en un botazo presto para designar un nuevo chipleader, y más que destacado.

El día fue tan redondo que en la última mano Dan Smith se comia un cooler QQ>KK contra nosotros y nos daba la ventaja necesaria para mirar muy por encima del hombro las puntuaciones del resto de los presentes. Normal que Adri se tome tan en serio el pádel antes de los torneo, porque sujetando esas bolsas se juega un esguince de muñeca. La combinación de estructura y stack es tan bestial que Adri jugará mañana con 325 ciegas.

Jugador
Puntos
Ciegas

Adrián Mateos
9.745.000
325

Phil Ivey
6.830.000
228

Dario Sammartino
4.835.000
161

Nick Petrangelo
4.500.000
150

Dan Zack
4.445.000
148

No lancemos aún las campanas al vuelo. Queda muchísimo torneo por delante y los rivales son los más duros del planeta. Amadi va a tener una mesa hoy complicada como pocas, aunque nos consuela pensar que son sus rivales los que deberían estar preocupados de verdad al ver a nuestro campeón en su mesa con semejante cantidad de puntos.

El Bally’s va a recoger a otros dos españoles enfranscados en la pelea por el dinero.

En el Evento #49: 2.000 $ No-Limit Holdem tenemos a Jorge Ríos, que debe ser el jugador que más cajas recauda para la República Checa en cada edición de las WSOP.

Al torneo se han apuntado 1.977 jugadores. Han pasado de día 310 de ellos, y lamentablemente hay 13 que se van a quedar sin minicaja. Jorge ocupa la posición 173º, con 147.000 puntos.

Nos queda relatar lo que ha hecho esta madrugada José Antonio Jaraiz. Este veterano está apareciendo tanto por estas crónicas que su familia debe mirar antes Poker10 que el Whatsapp para saber cómo le va por las Vegas al bueno de José.

Lo de veterano es una licencia que nos atrevemos a emplear porque su aventura actual se está desarrollando en el Evento #47: 1.000 $ SENIORS No-Limit Hold’em Championship.

Todo el mundo daba por hecho que esta edición iba a fijar una plusmarca para el torneo de los mayores, aunque las cifras del día 1A eran engañosas. Los 5.171 registros anunciados por la organización hace 24 horas incluían bastantes, muchas reservas pagadas para el día 1B. El registro final de 7.188 jugadores sigue siendo asombroso, de todas maneras, pero el exagerado optimismo de nuestra pasada crónica ha tenido que ser contenido. De todos modos, hay un jugador en la plenitud de su carrera que se va a llevar casi 700.000$ cuando esto acabe.

José Jaraiz está en el puesto 1.059$ entre 1.423 clasificados, lo que le metería muy por los pelos en los premios. No puede perder más de una docena de posiciones a lo sumo, si quiere cobrar.

Es un día agitado, como ves, así que volando, campeones y menú del día.

Event #44: $10,000 H.O.R.S.E. Championship

Andrew Yeh y el rival al que derrotó en el heads-up, Craig Chait, pasaron numerosas veces por el puesto de shortstack durante las cinco últimas mesas del torneo. La jornada final fue larga y agonizante, pero muy satisfactoria para Yeh, que se había llevado una de las desilusiones de su vida al quedar en tercer lugar en el Championship de 0maha 8 or Better en las WSOP 2021.

Event #45: $1,500 Pot-Limit Omaha (8-Handed)

Phillip Hui vio alejarse su tercer brazalete de las WSOP durante varios momentos de la mesa final, pero consiguió terminar la remontada con éxito. El mayor aliciente que tenía Hui para no rendirse era saldar sus disputas doméstica. Ahora, cuando disientan sobre póker, ya le puede contestar a su esposa, Loni Harwood, que tiene un brazalete más que ella.

Para hoy y mañana, la única alternativa que contemplan los aficionados al NLHE es el Evento #51: 400$ COLOSSUS No-Limit Hold’em, el clásico que hace adelantar el viaje a todos los que no viajan a las WSOP hasta el epicentro de los torneos de NLHE y están desgranando la cuenta atrás para el Main Event.

Este fin de semana va a estar cargadísimo de oportunidades para los jugadores españoles en el Strip, dentro y fuera de las WSOP, y esperamos que haya mucho que contar estos días. No te despistes, por si acaso.