WSOP 2022 día 10: Tsunamy acaba 10º en el 6-Max y Tua y Amadi llegan con fuerza al día 3 del 3k$

Adrian Mateos

Nos encanta cuando las buenas actuaciones de los jugadores españoles se empiezan a suceder ininterrumpidamente en el marco de un festival.

En el décimo día de competición en las World Series of Poker 2022, hemos tenido que lamentar una temprana eliminación de Javier Garcirreynaldos en la jornada definitiva del evento de mesa corta, pero, muy poco tiempo después, Adrián Mateos y Lander Lijó surgían con fuerza en la parte alta de la tabla del nuevo evento de 3k$, cogiendo su relevo.

Tsunamy terminó 10º (35.785$) en el Evento #14: 1.500$ 6-Handed No-Limit Hold’em, involucrado en una mano crucial para la narrativa de la fase final del torneo.

Acababan de sucederse dos eliminaciones paralelas, la de Mustapha Kanit a manos de Joe Cada -un bad beat AK<A8 con un megabote en juego-, y la de Corey Dodd a manos del francés Leo Soma tras un push directo en guerra de ciegas, A7<Q8.

Se reestructuró el torneo en dos mesas alrededor de estos dos gallitos, y Javier fue a dar a la del francés. La shortstack era la sudafricana Ronit Chamani, que abrió QJs desde HJ con un all-in directo de poco más de 3bb. Tsunamy resubió con 10bb y A9. Soma se sumó al bote desde botón con AK. La doble eliminación le daría la primera ventaja apreciable a Soma, que acabaría por ser el campeón del torneo.

El 10 amigos, doblemente contento. Primero con mi juego q es lo más importante, y Segundo xq me voy a disparar todas las series con su tela 😂 https://t.co/rajg5H1fHb

— Javier Tsunamy (@tsunamyESP) June 10, 2022

Soma consiguió ampliar su ventaja antes de la unificación. El americano Thomas Schultz era el que más se resistía en dejar escapar al chipleader, pero un setup brutal AK contra KK mandó todo el stack de Joe Cada a reforzar el de nuestro vecino del norte.

Soma se quedó la mitad de las fichas de la mesa y procedió, con la precisión de un cirujano, a eliminar uno a uno al resto de los finalistas.

El jugador español que fuera a acaparar los titulares del fin de semana tendría que salir del Evento #16: 3.000$ No-Limit Hold’em.

Quedaba mucha maleza que limpiar antes de llegar a la burbuja, algo muy raro en las WSOP, donde los torneos a menudo llegan a premios en el día 1, o a lo sumo al inicio de la reanudación. Sin embargo, menos de la mitad de los 407 jugadores del día 2 del 3k$ iban a entrar en premios.

Tuvimos suerte, y colamos ITM a tres de los cuatro españoles que quedaban en el torneo; solo se cayó de la lista Raúl Martínez.

Mejor aún. El trío restante no solo va a cobrar, sino que sigue vivo en el torneo. La cuenta de aspirantes ha caído a 75 y Mario Navarro, Adrián Mateos y Lander Lijó están incluidos en el chipcount final. Mario está por debajo de la media, pero Amadi y Tua han embolsado una cantidad similar de fichas que les meten en el top10 del torneo.

Alex Foxen 2.070.000
Niall Farrell 1.610.000
Michael Marder 1.595.000

7º. Lander Lijó 1.175.000
8º. Adrián Mateos 1.165.000
52º. Mario Navarro 470.000

El resumen de la Roja lo cerraremos con la posición final de Lautaro Guerra en el día 1 del Evento #19: 25.000$ PLO High Roller, donde adivinamos que acabaría apareciendo, y el repaso a la lista de supervivientes del Event #18: 1.000$ Freezeout No-Limit Holdem, datos que actualizaremos en cuanto se hagan oficiales.

El Evento #15: 10.000$ Omaha Hi-Lo 8 or Better Championship conoce ya a sus seis finalistas: Yuval Bronshtein, Dustin Dirksen, Daniel Zack, Ray Dehkharghani, Bart O’Connell y Jake Liebeskind, que regresarán esta noche al Bally’s a jugar por el brazalete si alguno de ellos no cae en la última hora de juego, lo que detendría el reloj de inmediato.

Los dos eventos de Lowball son los que más se van a alargar en la jornada de hoy, sin que se decida demasiado en ninguno de ellos.

El salón de baile del Paris va a quedar expedito para recibir a la primera hornada de jugadores del MONSTER STACK, que deberían oscilar entre los 3.000 y los 3.500 inscritos. Un pequeño rinconcito bastará para los pocos fieles del Championship de Stud, uno de los contados eventos que no han alcanzado la centena de jugadores en los últimos años.