Oihan Abarzuza y elnavas1 nos despejan un poco la mente de tanto Main Event

Oihan Abarzuza [Foto: Winamax]

Oihan Abarzuza [Foto: Winamax]

El aura y la liturgia que envuelven al Main Event de las WSOP no las tiene ningún otro torneo del mundo, y será muy difícil que algún otro lo consiga. Esto es así de claro y contundente.

Pero no es menos cierto que la victoria de hoy de Oihan Abarzuza en el Bounty Hunters Sunday Big Game $210 de GGPoker le ha rentado igual o más que a muchos de los eliminados en el día 4 de la megachimba de Las Vegas.

El póker online sigue siendo refugio de miles de jugadores que han decidido que no se les había perdido nada en Estados Unidos, y eso nos permite salir un poco a tomar el aire antes de volver a zambullirnos de nuevo en el huracán informativo centrado en el Bally’s.

El field que ha batido Oihan era de 1.227 jugadores, y en sus últimas mesas no faltaron jugadores como Dominykas Mikolaitis o Arthur Conan, demostrando que tampoco desentonaría tanto en el Strip. El heads-up no pudo ser más típico del grindeo dominical, con brasileño de postre. Las cinco cifras de bounty se fueron para casita y Oihan ingresó 26.381$.

En Pokerstars, «elnavas1» también hallaba el camino del triunfo, esta vez en el clásico Bounty Builder 109$.

Pagando 100 veces menos por la entrada, el jugador español se hizo con una minicaja del ME, derrotando a 1.211 candidatos.

Ya que nos hemos refocilado en las comparaciones entre los torneos online y el Main Event, vamos también a hacer una al revés. Hay un club muy, muy exclusivo, que designa a la élite entre la élite de los grinders online. Es el de los 10.000.000$ en premios que recoge Pocketfives. El ganador del Main Event podría entrar en ese club de pleno derecho con lo que le van a pagar en un día. Asombroso.