Nico Giuri se impone en el Estrellas Poker Tour Madrid. José Ignacio Aguilera acaba 4º.

El Estrellas Poker Tour Madrid dice adiós con un podio lleno de foráneos, un pacto que deja a Nico Giuri campeón y José Ignacio Aguilera en cuarta posición.

Es el sucinto resumen de un evento principal que se despide con los deberes hechos. Este EsPT Madrid deja una nueva plusmarca de participación, con un centenar de registros por encima del field que batió Adrián Mateos en 2013 para comenzar la carrera más brillante del póker español, y 63 más que la anterior referencia, que databa de 2014.

El último día de competición nos esperó con una mesa completa, en la que habíamos colado a cuatro españoles, resaltados en negrita.

Virgil Grecu (Rumanía) 2.145.000
Hugo Benítez 4.590.000
Makoto Yosimichi 2.095.000
Igor D’Ursel (Bélgica) 1.750.000
Iván Leirado 2.445.000
Josej Snejberg (República Checa) 2.345.000
Christian Sargues 1.195.000
Nico Giuri (Rumanía) 4.845.000
José Ignacio Aguilera 1.740.000

En las primeras órbitas, el belga D’Ursel fue el denominador común en todos los all-ins. En cuanto perdió dos consecutivos, se fue al raíl.

Los españoles iban a salir en la foto de las tres siguientes eliminaciones. Sargues perdió un flip contra el chipleader rumano, Iván cayó en picado después de perder KK contra AA, y Hugo intentó recuperar a base de faroles lo perdido en un QQ contra JJ, sin éxito.

Nos quedaba la bala de Aguilera, que ya había ganado una pica en los paralelos. Era el shortstack en mesa de cuatro, pero las ciegas efectivas de la mesa eran 45bb, así que cabía cualquier resultado.

José Ignacio ligó dos colores consecutivos, pero el segundo le costó la partida. El bote se hizo enorme antes del river, porque Nico Giuri llevaba trío de nueves, y la mesa se dobló en river. Aguilera optó por la value contundente y le puso un precio demasiado caro al fold ante el raise del rumano. La agonía de José Ignacio fue evidente durante el largo rato que le llevó decidirse por el call, pero al final pagó con su resto.

El trío restante accedió a mirar números. El checo Stejnberg pedía un extra para aceptar el pacto, inaceptable para sus rivales, así que se repartieron cartas. Giuri le mandó all-in de cara con A9s al japonés Makoto en la ciega, y este pagó con 88. Como ganó el flip el chipleader, se volvieron a repasar los números y esta vez ya hubo acuerdo.

El HU por la pica y el 10% del premio restante duró lo mismo que la mesa a tres. Giuri ligó trío de reyes y Josef dobles, manos que llegaron al showdown arrastrando detrás todo el plástico del torneo.

La otra pica del día fue para Iñaki Solé «bokesponja», ganador de la Cup de 330€.

Esto fue todo lo que dio de sí el Estrellas Poker Tour Madrid. No hay todavía una próxima parada confirmada, pero fuentes de la organización nos han prometido que trabajarán igual de duro que en Madrid para que haya más EsPT en 2022, y no pocos. El objetivo parece ser igualar la temporada con más paradas del Estrellas, para regocijo de la comunidad hispana.

El Estrellas ha vuelto para quedarse.