Marius Gierse se lleva 1,2M$ de una entretenida final del evento estrella de la Super Million$ Week

PokerGO Cup

La bandera austriaca ha sido la enseña oficial de la mesa final de una nueva edición especial de los Super Million$ 10k$, la nave nodriza de la marca a la que GGPoker le dedica el festival de la SM Week.

Cinco de los seis primeros clasificados vestían la rojiblanca, aunque la enseña del Wünderteam en la sala asiática arropa a un variado grupo de nacionalidades.

Por orden de clasificación, el equipo de los Alpes estaba conformado por el suizo Diego Zeiter «Ushuaia1», el alemán Marius Gierse, el estadounidense Daniel Montagnolli «Vanessa23», el lituano Audrius Stakelis «Audrii» y otro teutón, Ole Schemion.

Un segundo estadounidense, Ren Lin «TonyLin008», participó con bandera de Hong-Kong. Mikita Badziakouski y Wiktor Malinowski también portaron banderas extranjeras, y el único que defiendió los colores de su país de nacimiento fue el hindú Neel Joshi.

La partida la puedes ver íntegra en el canal de Youtube de GGPoker.

La excepcionalidad de esta edición festivalera suponía que todos los jugadores tenían asegurado un premio de al menos 155.000$ y que uno de los presentes iba a salir millonario de la mesa.

Los favoritos de los comentaristas eran Ole Schemion («nanonoko») y Wiktor Malinowski (para «Rotterdam»), pero ambos menospreciaron la diferencia en puntos que les llevaban los primeros clasificados. De hecho, Badziakouski fue el primer eliminado.

El polaco, por contra, fue subiendo posiciones mientras Joshi casi se blindeaba y Ren Lin le seguía al raíl. Lamentablemente, en el bote que le debía valer el liderato, Malinowski perdió con JJ contra los TT de Montagnolli.

Fue curioso que Montagnolli fuera el siguiente en saltar por los aires. Gierse y Zeiter reforzaron sus dos primeras posiciones y empujaron al resto de la mesa por debajo de las 10bb; a todos menos a Malinowski, que supo recuperar terreno. Los shortstacks no duraron mucho más; y Stakelis perdió todas sus fichas antes que «wizowizo».

El 3-handed fue lo más divertido de la partida. Mientras Malinowski se mantuvo en juego, se vieron unas manos espectaculares. Elogios extra para Gierse, que a pesar de ver a Zeiter destacado y con los saltos de premios desbocados, le coló un farol sideral al polaco en un bote que contenía casi la mitad de los puntos que compartían ambos.

«Limitless» perdió el all-in que le tendría que sacar de pobre con A8 contra K9 y dejó a los dos austriacos de pega que empezaron la FT como líderes que se jugaran el título.

Zeiter perdió la oportunidad de medio sentenciar la partida por no encontrar el farol en una mesa que trajo 555 en las últimas calles, cuando Geiser estaba apostando una escalera. Tal y como se despegó luego, pareciá que Diego no iba a echar de menos esa oportunidad, pero acabó entregando el liderato en un flop que le dio dobles parejas a ambos rivales.

Gierse volvió a ligar dobles con una de las peores manos de la baraja en otro flop que le daba top pair a Zeiter. El suizo no quiso renunciar a la que sospechaba que podía ser la mejor mano pese al raise del alemán en el flop y pagó la overbet all-in en turn.

Fue el broche final a una gran partida que repartió casi 5M$ entre sus participantes.