Los High Rollers del Aria abren la semana grande que culminará con los Wynn Millions

PokerGO

Este fin de semana empiezan a coger carrerilla los Wynn Millions,  un evento que nació con la ilusión de convertirse en una edición invernal y de bolsillo del Main Event.

Less than a week until the start of the Wynn Millions Main Event! Players from all over the globe will battle for the trophy and the $10,000,000 Guaranteed Prize Pool.

For event information, please visit https://t.co/yS3vIRwnLL pic.twitter.com/DQTgMycdvF

— Wynn Poker Room (@WynnPoker) February 26, 2022

La primera edición de este torneo se saldó con un éxito resonante, cubriendo un ambicioso garantizado de 10M$ que se repite en esta edición. No obstante, nada de lo sucedido en 2021 despeja las incógnitas que presenta el festival de este año.

Hace solamente siete meses, el casino Wynn aprovechó la ausencia de las WSOP, trasladadas a noviembre, para ocupar el apetecible espacio del mes de julio en Las Vegas con su innovadora oferta de un torneo masivo de 10K$ de entrada. Por tanto, hay un cambio de fecha y de estación que desvirtúa cualquier comparación.

Lo que sí se repite este invierno es la colaboración entre el Wynn y el PokerGO Tour, que además de incluir el evento principal en el calendario anual de torneos puntuables para el circuito, ayuda a animar los días previos con la organización de una serie de High Rollers.

La sucesión de nueve torneos con entradas entre 10k$ y 15k$ se reparte entre dos sedes. El estudio de PokerGO en el Aria se encarga de la organización de los tres primeros, el Wynn se ocupa del resto.

Los del Aria ya han comenzado, con la victoria de Cary Katz en el primero de los torneos, que repartió 410.000$ provenientes de 41 registros.

No participó ningún jugador español, que no es sino una constatación de la poca presencia europea en al cita del Aria. Solo los francófonos Johan Guilbert y Patrick Boivin provenían de países alejados de América del Norte -contar a Imsirovic como bosnio para sumar un tercer «viajero» no cuela-.

Como ya se apuntó, Cary Katz fue el ganador del torneo y no tuvo ni que jugar el heads-up. La eliminación de Michael Lang le hizo dueño de cuatro de cada cinco fichas presentes sobre la mesa y Brian Rast aceptó un pacto muy favorecedor para ambos.

El resto de los nombres en premios era de sospechosos habituales, Alex Foxen, Jake Schindler y Sean Perry

Katz, Perry y Foxen vuelven a estar peleando en la burbuja del evento #2, el el que han faltado cinco registros para igualar el field de la primera jornada. Negreanu, Ali Imsirovic y Jake Daniels intentan darle algo más de variedad al palmarés.

Cuando terminen estos torneos, todos cogerán el S Las Vegas Boulevard hacia el norte durante un par de kilómetros para trasladarse al Wynn y enfrentarse al grueso del programa de High Rollers.

Al final del día, el puesto con el que sueñan todos es con el de sucesor de Andrew Moreno, ganador de la edición inaugural de los Wynn Millions, con un premio de más de 1,4M$.

Veremos si está igual de cotizado que en el verano pasado.