La Super High Roller Bowl Chipre enfrenta a Addamo e Imsirovic sin premios para todos sus finalistas

Los grandes jugadores se dejan ver en las grandes ocasiones, y la Super High Roller Bowl Chipre es, sin lugar a la duda, una de ellas. Solo basta mirar las cifras.

Un solitarios registro previo al inicio del día 2 redondeó la bolsa en 8M$, que se repartirán entre cinco jugadores. El campeón tiene asignado un premio de 3.200.000$.

¿Y quiénes son los grandes jugadores que han aparecido en el torneo? Por fin se va a responder una de las grandes dudas que presenta el circuito de los SHR después de la pandemia.

¿Es Ali Imsirovic el mejor jugador de torneos en vivo del mundo, como indica su regencia como Player of the Year del GPI, o lo es Michael Addamo, como dan a entender sus rivales en numerosas entrevistas y declaraciones? Imsirovic, a juzgar por este vídeo, va a por todas.

BREAKING NEWS: Ali Imsirovic has hired @phil_hellmuth as his coach! pic.twitter.com/Cmp1Zh5P5I

— PokerGO (@PokerGO) April 14, 2022

Es obvio que una sola partida no lo va a dilucidar, pero sí que puede establecer un precedente que de repetirse en el futuro en alguna otra situación similar otorgue los argumentos necesarios a los defensores del bando ganador para poner fin a la discusión.

En la mesa final hay otros cinco jugadores que están deseando callar bocas y dejar hasta sin premio a los gallitos del corral. Además, muchos de ellos pueden ser perfectos candidatos a suplantar a los dominadores del circuito en cuanto se despisten lo más mínimo.

Abundan los ex-campeones de la SHR Bowl. Además del propio Addamo -que se llevó la sexta edición del torneo original del Aria de Las Vegas-, siguen en la pugna Timothy Adams y Cristoph Vogelsang. El alemán se llevó 6M$ del Aria en 2017, cuando la SHR Bowl tenía que hacer sorteos de plazas porque la demanda superaba los 48 asientos de tope impuestos por la organización. Adams, de volver a ganar, empataría a Bonomo con tres títulos, después de hacer doblete en Rusia y Australia entre febrero y marzo de 2020, a días del confinamiento.

Jake Schindler no ha ganado nunca este evento pero tiene las fichas para erigirse en favorito como chipleader del torneo. Justo detrás de él está Paul Phua. El fundador de las Triton Series aprovechó el viaje a Chipre con su circuito y se ha quedado a ver si cobra unos millones.

Cierra la alineación Teun Mulder, en la mejor racha de su carrera. Ha ganado un High Roller en el EPT Praga y otro en las Triton Series Chipre, sus únicas dos victorias de relevancia en el circuito internacional.

Dos de ellos se tienen que quedar sin cobrar.

La ciega grande y el ante cuestan 20.000 puntos cada uno.

La partida solo se puede ver en directo en la plataforma PokerGO, a partir del mediodía en España.