Juan Pardo pacta un premio de 233k€ en el 25k€ Single Day I del EPT Praga

Juan Pardo

Juan Pardo ha estado a un flip de llevarse la primera pica post-pandemia para la Roja en el Super High Roller de 25K€, el segundo torneo más caro del EPT Praga.

Malaka y holandés Teun Mulder agotaron sendos lideratos en el heads-up antes de acordar un reparto de los dos primeros premios por ICM. El trofeo quedaba huérfano, así que se lo jugaron en un all-in preflop a ciegas que ganó Mulder.

Habrá que estar muy atento a este formato en particular, pues la convocatoria se va a seguir repitiendo casi a diario durante toda la semana. Pokerstars ha diseñado lo que podríamos denominar un festival paralelo de Super High Rollers compuesto por cuatro de estos torneos de 25.000€ y un Super High Roller de 50.000€ y tres días de duración, que tiene fecha y hora de inicio para esta misma mañana de miércoles.

En pasadas citas con el EPT, con respecto a este tipo de torneos, se han vivido los dos extremos. Hemos sido testigos de eventos organizados al vuelo por petición popular y también de cancelaciones por falta de registros. Por tanto, había una lógica curiosidad por comprobar qué tipo de acogida iba a tener este primer 25k€.

No vamos a negar que la cosa se puso fea de inicio. Con cinco registros en el monitor, la organización alegó unos problemas técnicos con el registro para retrasar tres horas el arranque de la partida. Pese a todo, solo había 11 jugadores dispuestos en dos mesas cuando se repartió la primera mano.

Adrián Mateos era uno de ellos. Juan Pardo le hizo compañía a partir del segundo nivel.

Las recompras y los registros tardíos acabaron por maquillar las cifras y, finalmente, se vendieron 35 entradas.

Juan empezó a dar señales de vida al inicio del nivel 6, en una mesa en la que se enfrentaba a Timothy Adams y a Niklas Astedt.

En una mano que abrió el sueco desde el botón, Adams decidió empeñar sus 24bb en un rerrobo. Malaka, en la BB, destapó AK y decidió aislarse. «Tim0thee» se había lanzado con QJ, y lo pagó con la eliminación.

Astedt no tardó en seguir a Adams al raíl. Niklas se había cuidado de llegar al postflop con AQ, pero lo que vio en las primeras comunitarias no le debió gustar del todo, 837 con dos corazones. el 2 de diamantes no mejoraba su mano lo más mínimo, pero de todos modos puso all-in al español, quizá porque bloqueaba el call de los proyectos de color con el as de corazones. Juan estaba llevando AA al showdown, y le pagó.

No había nadie en el field que mejorara los dos stacks y medio de Juan, que pudo solidificar el liderato un par de niveles más tarde acabando con la segunda bala de Stephen Chidwick.

Durante la cena se produjeron las recompras de los tres eliminados por Malaka y la llegada triunfal del dueño del King’s Leon Tsoukernik y su amigo del alma, Tony G. Todos estos jugadores y los que completaban la decena de registros tardíos compraron 20bb, y la reanudación se convirtió en un campo de minas.

La limpieza de shortstacks también afectó a jugadores que había llegado tocados a la cena, y Adrián Mateos fue uno de los muchos que se quedaron sin silla en el nivel 11.

El alemán semidesconocido que nunca puede faltar en un HR del EPT, un tal Leonard Maue, se cobró un montón de estas eliminaciones. Era la presentación ante la sociedad europea de un jugador que ha tenido un soberbio final de 2021, ganando dos torneos del PokerGO Tour en Estados Unidos, uno en los HR del Aria y otro en los paralelos del Five Diamonds.

Maue se convirtió en la referencia del torneo y Juan supo estar a la altura, peleando codo con codo por el liderato desde mesas adyacentes hasta que la pugna se decantó por el español en una mano muy complicada.

Todo se enredó preflop. Rodrigo Seiji abrió una mano y recibió el call de Chris Brewer en botón. Andras Nemeth hizo squeeze all-in con 77 en SB, y Seiji dijo «call». Pero quedaba Malaka por hablar, y tenía AK. Si Juan pagaba, Seiji estaba obligado a pagar. Si resubía, el brasileño podía tirarse. Juan optó por el call, y Seiji, con JJ, fue all-in de todas maneras.

El as de picas hizo de Juan el primer millonario de la partida y le aseguró el liderato en la FT. Mulder surgió desde el pelotón con otra doble eliminación y decidió la burbuja echando también a Thomas Mühlocker.

El trío de bigstacks -Maue, Pardo y Mulder- intercambiaron golpes con precaución mientras desaparecían del mapa los tres shortstacks que quedaban. El alemán se había quedado un poco descolgado y Juan se lo cargó pagando a un rerrobo con AJ contra JTs.

Como avanzamos al principio, tanto Juan como Mulder disfrutaron de ventajas en el heads-up antes de firmar las tablas y jugarse el trofeo de una manera bastante curiosa. Enseñaron una carta antes del flop, J para Juan y 7 para Teun. Luego el crupier tiró el flop y el turn , antes del river, los jugadores levantaron la otra carta. El K del holandés le daba ventaja frente al 8 de Juan, y así quedó la cosa porque el river tampoco emparejó a nadie.

Habrá muchas oportunidades para vengarse. Sin ir más lejos, hoy empieza el 50k€. ¡A por él!