Fedor Holz y Kevin Martin toman los mandos de los Super Million$ para ver ganar a Martirosian

Los Super Million$ de GGPoker han sufrido un cambio radical para este 29º episodio de su segunda temporada.

La revolución no está en el buy-in ni en la estructura del torneo, que sigue siendo un High Roller de 10.000$ de entrada, sino en la cabina de comentaristas y en todo entramado visual del programa.

Decimos adiós al dúo dinámico que formaban «nanonoko» y «Rotterdam» y damos la bienvenida a Kevin Martin, que asume el papel de anfitrión oficial del show, y Fedor Holz, que se estrena en el papel de comentarista invitado para el torneo por el que pasarán otra figuras del Team Pro de la sala asiática.

Toda la edición del programa ha sufrido un lavado de cara integral que el tiempo dirá si acaba calando en la audiencia. El listón estaba muy, muy alto, la verdad.

Ajenos a la revolución estética, los nueve integrantes de la mesa final se disputaban un premio de más de medio millón de dólares para el campeón.

La bandera andorrana retornó a la FT de los SM$, y lo hico encabezando el desfile. Lamentablemente, el portador era un jugador francés y no uno español. Sylvain Loosli partía con ventaja sobre el siempre peligroso Artur Martirosian, 4.8M a 4M de puntos.

Ambos se exponían a ser atosigados por un grupo de stacks equilibrados alrededor de los 3.3M, en manos de jugadores de renombre como Samuel Vousden y de regs que buscan hacerse un nombre en GGPoker como Timothy Nuter, Markkos Ladev o aquel Pandora-Box que ya compartió aparición en los SM$ de la mano de Vicente Delgado el pasado noviembre.

Menos tranquilizador aún era el plantel de shortstacks, compuesto por las superestrellas Isaac Haxton y Daniel Dvoress, acompañados de Lev Gottlieb «LevMeAlone», uno de los regs más temidos en los High Rollers de la sala.

La partida la puedes ver íntegra en el canal de Youtube de GGPoker.

Loosli tuvo el inicio que se esperaba de un chipleader en una mesa con un ICM tan brutal como esta, y empezó a acumular puntos de todos sus rivales.

Sin embargo, no pudo interponerse en los setups que ajusticiaron a «LevMeAlone» (KK vs AA) e Ike Haxton (QQ vs AK), y que dejaron la mesa sin shortstacks que impidieran a los jugadores salirse de la norma con comodidad.

En buena lógica, la siguiente eliminación tardó en llegar y fue Samuel Vousden el que tuvo que sacarse de la manga un call galáctico a un farol de TimothyNuter, que salió tocado de muerte de la jugada aunque tardó un par de all-ins más en aceptarlo.

Los dos jugadores del Este de Europa, Markkos Ladev y Artur Martirosian, ocuparon las últimas plazas de la tabla durante muchas órbitas. Contra todo pronóstico, serían los protagonistas del heads-up final, pero no sin antes pasar por el drama de un flip que puso enjuego todo lo que fueron robando en mesa de seis y que se saldó con la victoria del letón, el jugador en peligro de eliminación.

Los ex-soviéticos se mostraron implacables cuando las ciegas hicieron ampliar los rangos de push y sometieron a una tortura a sus rivales, que además se vieron dominados en las ocasiones en la que tenían mano para oponer resistencia.

Ladev llegó con ventaja al heads-up, pero eligió el peor momento para hacer valer el peso de su stack. Se le abrió una posibilidad de farolear en una mano en la que perseguía la gutshot con el as en el river. Era buena carta para tirar cualquier par pequeño que estuviera protegiendo Martirosian y estaba en lo cierto; sin embargo lo que sucedió es que el as le dio dobles al ruso, que le pagó con el con casi el 90% de las fichas en juego.

El trámite de finalizar el torneo se cumplió con estilo, con Martirosian ligando póker con QQ en la mano.