Chance Kornuth comenta cómo Simon Mattson evitó la humillación de los pros en los Super Million$ de GGPoker

La edición semanal de los Super Million$ de GGPoker tuvo esta vez a los micrófonos a Chance Kornuth.

El angelino ocupó su turno en el carrusel de pros de la sala que ayudan a Kevin Martin a dar color a la retransmisión en directo de la partida. La edición que le tocó a uno de los jugadores patrocinados más longevos del póker online tenía la particularidad de que la práctica totalidad de sus integrantes son asiduos a los mismos High Rollers que juega el norteamericano.

La única nota discordante era la presencia de un anónimo con bandera turca, llamado «Bmillion», que estaba viviendo la oportunidad de su vida. No solo era su primer ITM en los casi dos años de historia del evento, si no que su balance histórico de premios en GGPoker excedía por los pelos el precio del buy-in, algo más de 12.000$.

El resto de la mesa estaba dividida a partes iguales entre dos continentes enfrentados. El Team Europa estaba compuesto por Chris Rudolph, Andras Nemeth, Nikola Cokesa y Simon Mattsson. El Team America contaba con Justin Bonomo, Elio Fox, Daniel Dvoress y Mark Radoja.

Pincha en la foto de los stacks iniciales para ver la partida en Youtube.

El Team Europa tenía sus arcas mucho mejor nutridas, incluso después de que Mark Radoja provocara la primera sangre echando a Chris Rudolph en un flip en guerra de ciegas.

Matsson se marcó un gol en propia meta que le costó a su equipo la pérdida de Andras Nemeth. Como compensación, Cokesa aguantaba el liderato frente al empuje de Bonomo y Radoja.

Hasta aquí llegaron las concesiones de los tiburones del Viejo Continente, que se anotaron las eliminaciones de sus cuatro rivales del otro lado del Atlántico de manera consecutiva.

Fue cosa de media hora, en la que los highlights fueron el KK de Cokesa contra las JJ de Bonomo y el bad beat de Mattsson con AK contra los KK de Radoja con bote de liderato en juego.

La mesa de tres, en cambio, se estiró más de dos horas. Una humillación para los pros, que fueron incapaces de encontrar una sola grieta en el muro defensivo de «MBillion».

Todavía pudo ser peor, porque el jugador de bandera turca llegó al heads-up en vez de Nikola Cokesa, y luego casi se lo remonta a Mattsson, que estuvo a punto de desaprovechar una ventaja de inicio de 6:1

«C.Darwin2» tiró de oficio para darle el final más lógico al torneo, pero la victoria moral fue del anónimo, que nunca se sabe cuándo volverá a pillar un premio de 250k$.